Cómo llevar las bicis de toda la familia en el coche en viajes largos

Una de las formas más agradables de pasar unas vacaciones en familia es hacer un recorrido en bici. No solo es una excelente forma de hacer deporte, también nos permite disfrutar de los lugares que visitamos desde un punto de vista diferente. Sin embargo, el turismo en bici presenta un problema de carácter logístico: ¿cómo llevamos las bicis hasta nuestro destino? Seguro que has visto todo tipo de virguerías en la carretera, pero vamos a ver una serie de consejos para viajar en bicicleta y transportarlas de forma segura en nuestro coche.

Cómo llevar las bicis de forma segura (y legal) en el coche

Lo más fácil -y económico- es echar las bicis al maletero, pero si viajas en familia este método está prácticamente descartado. A no ser que tengas un maletero enorme, no podrás llevar las bicis y todo el equipaje de la familia. Piensa que tendrás que abatir los asientos traseros restando plazas al coche y tendrás que atar las bicis con cinchas. Primero, por seguridad y segundo, para evitar una posible multa por llevar la bici suelta -aunque la ley no aclara demasiado la cuestión-.

Los portabicis

Si no quieres que cargar el coche con las bicis sea una partida de tetris, tenemos diferentes tipo de portabicis. Uno de los más extendidos es el de portón trasero, que es muy económico. Se pone en el maletero, y cargar o bajar la bici con él es rápido y cómodo. Sin embargo, solo podrás utilizarlo si tu coche tiene portón trasero, lo que limita bastante su disponibilidad. Si optas por este tipo de portabicis no olvides señalar la carga con la placa V-20, de franjas rojas y blancas.

Mucho más útiles son los portabicis de techo, una especie de baca para las bicis. También están bien de precio -no tanto como los de portón-, se desmontan fácilmente y los puedes dejar en el coche sin problemas aunque no lleves la bici. Hay varios tipos, aunque el de raíl es el más habitual. Aguanta la bici de pie, pero debes sujetar la rueda trasera. Hay portabicis en los que tendrás que quitar la rueda delantera, pero en cualquier caso, debes tener cuidado con la anchura y las ramas de los árboles. Además, consume más, ya que resta aerodinámica.

Acabamos con la opción más cara, los de gancho de remolque o de bola. Lo único que necesitarás es la bola del remolque, en la que lo engancharás. El anclaje es 100 % seguro e incluye los grupos ópticos obligatorios y el portamatrículas. Cuando instales la bola del remolque en el coche tendrás que pasar de nuevo la ITV para homologarlo. Una vez más hay que tener en cuenta la anchura del coche al comprarlo y cuidado al maniobrar, ya que el auto será más largo. Todas estas precauciones quedan compensadas por la comodidad al poner y sacar las bicis.

Estas son, básicamente, las mejores formas para llevar la bici en tus vacaciones. Solo Opel tiene un sistema de transporte integrado, que deberás pedir a la hora de encargar el coche. En casos extremos puedes utilizar un carrito como remolque, pero el portabicis es la mejor opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>